jueves, 26 de junio de 2008

TRAVESIA DEL CAPITAN POR LOS MARES INFINITOS DE LA SIMPATIA DE SU AMADA.

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

CUENTO INFANTIL ESCRITO LO MAS RAPIDO POSIBLE COMO UNA PETICION PARA EL MES DEL MAR.



De nuestras ilimitadas y continentales costas, tenemos el inmenso y ancho mar, majestuoso, tempestuoso y temerario, que como versa un viejo adagio, "todo lo pese quien domina el mar".

navego, y mis siderales sueños, viajan por olas infinitas, para llegar a la dulce y encantadora doncella marítima que me espera una vez arribado el barco, que me hace navegar por tan inconmensurables e infinitos territorios.

si, como el holandés errante, voy, buscando el sideral puerto de mi inspiración, en estas ilimitadas y anchas lejanías.

el azul es el color de el agua, que con su dulce y acogedora música, mece para iluminar la infinita luz, que se pierde en el sideral e interminable horizonte de mis sueños,

Porque como cual indómito capitán que tiene su rumbo fijado, mi destino es navegar, por los océanos de tu sonrisa, para llegar por medio de las ensenadas de tu personalidad, a estacionar mi colosal y elegante nave, en lo puertos de tu sonrisa.

Donde allí, a la sobre de los femeninos estero que decoran y fronterizan tu personalidad, dejo anclado mi escultural buque para perderme en una personal navegación, en los confines del infinito océano de tu personalidad.

Porque es el sueño de todo indómito y gallardo capitán, que su gallarda y hermosa doncella lo espera al final de su marítimo y continental viaje,

y como un entendido y arriesgado navegante, cruzas los sombríos puertos de la esperanza, para arribar en su omnipotente nave, donde se encuentra ella, su soñada doncella de mil cuentos de marinos y hadas.

En ese misterioso devenir del viajar marítimo, tan valiente capitán, enfrentó mil peligros para poder llegar donde su prometida

Hasta tubo que desafiar al mismísimo rey Poseidón , para poder de esa forma arribar y llegar adonde las criaturas marinas lo acorralaron, pero en su valiente travesía logra salir airoso, por las armas ocultas que llevaba en su indumentaria.

y no olvidó el desafió final, donde su tripulación solo se limitó a contemplar, como con su mortal arpón, le da muerte a esa gran ballena que le había prometido un fatal duelo o morir en el intento

OH cuanta valentía que nuestro capitán posee, hasta que por fin llegó a los brazos de su amada doncella, que lo esperaba después de haber pactado con las hermosas y musicales sirenas, que le había dicho que si su capitán no lograba vencer las pruebas del mar, ella se convertiría en una sirena para toda la eternidad.


FIN.




Es tan infinito e indescriptible porque su envergadura cubre a todo el mundo, contemplando a los cuatro puntos cardinales, y es tanta la inmensidad que abarca y engloba el mar, siendo tempestuoso y temerario, que como versa un viejo adagio, “todo lo posee quién domina el mar”. Anhelado sueño del capitán Rogers, que como cual marino indómito que ha navegado por los siete mares; se ha lanzado a la conquista del infinito océano; para rescatar a su cautiva princesa Claudia, que se encuentra prisionera en los dominios de la tristeza, dónde se sitúan los universos de la desesperación, en el punto donde ningún navegante ha llegado: Los oscuros dominios del rey Poseidón.

Una vez iniciada la travesía su tripulación se mostraba temerosa, porque sabían que debía enfrentar a muchos peligros para lograr el anhelado rescate; y en la ruta marina, el capitán Rogers se encuentra con “El holandés Errante”, que le pregunta donde va y luego el holandés le responde que no tiene rumbo fijo, sino que su destino es navegar y navegar por los infinitos mares; luego el capitán Rogers le interroga sobre como llegar a los dominios de Poseidón, y el holandés le dice que ningún marino ha logrado escapar de tan peligroso lugar; entonces el capitán Rogers le dice que es porque debe rescatar a su amada, la princesa Claudia, y que es tanto el amor que profesa por ella, que estaría dispuesto a dar su vida si fuera necesario; entonces, el holandés que conocía todas las rutas de los mares y océanos del mundo, le hace entrega de un mapa que lo guía para llegar a esa ruta muy poco conocida y temida por los marinos: Los dominios de Poseidón. El capitán Rogers agradecido, le entrega un invaluable tesoro al holandés, en pago por haberle dado la ruta de rescate para su princesa.

Continúa la travesía, y a lo largo de los días, se encuentra con el capitán Ahab, a bordo de su navío “El Pequod”, y le pregunta como iba para llegar a los dominios de Poseidón, y le dice que bien, que ya no le faltan muchos días de navegación, y el capitán Ahab le pregunta si ha visto a la ballena blanca Moby Dick, y le responde que sí, hace unos días navegando hacia el oeste, entonces el capitán Ahab, emprende su rumbo hacia el oeste, y el capitán Rogers hacia los dominios de Poseidón.

Porque es el sueño de todo indómito y gallardo capitán, que su soñada y hermosa doncella de mil cuentos de marinos, lo está esperando al final de su marítimo y continental viaje; logrando su anhelado rescate con la ayuda de su fiel y valiente tripulación. Como un experimentado y arriesgado navegante que cruza los sombríos puertos de la esperanza, y los mares de la aventura para arribar en su poderosa nave, y lograr el anhelado y soñado encuentro con ella, su enamorada doncella de cuentos de hadas.

Y en ese misterioso devenir del viajar marítimo, tan valiente capitán, enfrentó mil peligros para poder llegar donde su prometida, tormentas eléctricas, maremotos, contiendas con piratas, pero nada de esto pudo detenerlo en su misión.

El capitán Rogers, que comandaba su valiente tripulación, a bordo del majestuoso navío “La furia”, navegó y viajó por los interminables mares. Como en un surrealista viaje, por olas infinitas, para llegar a los dominios de Poseidón. Pero el camino no estaba ajeno a mil peligros, que el capitán sabía que debía enfrentar, y en una de sus valerosas pruebas, le tocó desafiar al kraken, un mostruoso pulpo que guardaba recelosamente la entrada de los dominios de Poseidón, y logra vencerlo con toda la artillería que llevaba en su poderoso navío “La Furia”, al lograr arponearlo en medio de los ojos, único punto vulnerable de tan feroz e invencible bestia.

Una vez pasada esta prueba, el capitán Rogers escucha la voz del mismísimo Poseidón que le dice que debe continuar solo su travesía, sin la ayuda de su tripulación, si deseaba ver a su amada Claudia, entonces el valiente capitán sin pensarlo dos veces, sigue su camino para desafiar personalmente al mismísimo rey Poseidón, pudiendo llegar de esa forma adonde las criaturas marinas lo acorralaron, pero en su valiente travesía logra salir airoso, por las armas ocultas que llevaba en su indumentaria y no olvidó el desafío final, donde su tripulación, temerosa y muy asustada se limitó a contemplar como le daba muerte con su sable, al mismísimo rey Poseidón,


OH cuanta valentía que nuestro capitán posee, hasta que por fin llegó a los brazos de su amada doncella, que lo esperaba después de haber pactado con las hermosas y musicales sirenas, que le habían dicho que si su capitán no lograba vencer las pruebas del mar, ella se convertiría en una sirena para toda la eternidad.


Fin.

"LA PRINCESA Y EL MAR".

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

RELATO EN PROSA: BASADO EN LA VISITA DE LA EXTRAORDINARIA EX-VOCALISTA DE MECANO, LA SEÑORITA ANA TORROJA, A LAS COSTAS DE CHILE Y EN LA CANCION “NATURALEZA MUERTA” DE MECANO.


MATURALEZA MUERTA
(Jose Maria Cano)

No ha salido el sol
y Ana y Miguel
ya prenden llama.

Ella sobre él,
hombre y mujer
deshacen la cama.

Y el mar que está loco por Ana
prefiere no mirar.
Los celos no perdonan
al agua, ni a las algas, ni a la sal.

Al amanecer
ya está Miguel
sobre su barca.

Dame un beso amor,
y espera quieta
junto a la playa.

Y el mar murmura en su lenguaje:
- ¡Maldito pescador!
Despídete de ella,
no quiero compartir su corazón-.

Y llorar, y llorar, y llorar por él.
Y esperar, y esperar, y esperar de pie
en la orilla a que vuelva Miguel.

Dicen en la aldea,
que esa roca blanca es Ana.
Cubierta de sal y de coral
espera en la playa.

No esperes más niña de piedra.
Miguel no va a volver.
El mar le tiene preso
por no querer cederle a una mujer.

Y llorar, y llorar, y llorar por él.
Y esperar, y esperar, y esperar de pie
en la orilla a que vuelva Miguel.

Incluso hay gente que asegura
que cuando hay tempestad,
las olas las provoca
Miguel luchando a muerte con el mar.

Y llorar, y llorar, y llorar por él.
Y esperar, y esperar, y esperar de pie
en la orilla a que vuelva Miguel.

Y llorar, y llorar y llorar por él.
Y llorar, y llorar, y llorar por él.
Y llorar, y llorar, y llorar sobre el mar





"LA PRINCESA Y EL MAR"

Ella ha llegado, y las extendidas llanuras de esta
Larga y angosta faja de tierra llamada Chile; se
Regocijan y tiemblan ante el femenino poderío que emana
De los dominios correspondientes a su majestuosa
Presencia.

Nuestra diva, diosa, y deidad nos privilegia con su
Gloriosa visita: Ana Torroja está en Chile.
Metafóricamente, una diosa ha bajado del olimpo, para
Habitar en la tierra de nosotros los mortales: sus fans
Y admiradores.

En un sideral y romántico viaje, ha seguido por el
Camino de los sabios, buscando paz, tranquilidad y
Quietud. Y yo en las recónditas y fantásticas galaxias
De mi personal imaginación, logro divisarla a la
Distancia.

Donde el astro rey, acaricia las
Aterciopeladas extensiones de las sabanas,
Correspondientes a su frágil, delicada y escultural
Silueta. Para glorificarla dejándole un tropical
Bronceado, matiz similar al ébano, decorado en las
Femeninas extensiones de su aromática piel.

Y aunque la inmensidad del infinito mar, no se compara
Con la de su incomparable belleza; ella se desplaza con
Las aureolas de su delicado caminar, por medio de esas
Costeras y siderales riveras playeras.

Y la majestuosidad del mar se ve opacada, mediante su
Simple movimiento de levantar y fijar su omnipotente
Mirada. Por la cual se vislumbran en ese metafísico
Camino, espectrales e infinitos horizontes surrealistas.

Pero más que la fuerza de su mirada, es el auditivo
Sonido que se desprende mediante los articulados
Registros, que conforman en indescriptible universo de
Su voz. Que como cual particular encantamiento, nos
Lleva a vivir y soñar, en otra dimensión musical.

Pero hoy ella busca quietud y calma. Al mismo tiempo
Que su llegada a Chile, es un anticipo que alberga en
Un futuro no muy lejano, la realización de nuestras
Esperanzas: Su actuación en Viña del Mar.

Y nosotros los fans, encantados por tan mágica
Presencia, condensamos nuestras increíbles y
Desbordantes energías, orientadas hacia el carismático
Objetivo de querer verla; que con su elegante mano nos
Estampe su histórica y añorada firma.

Deseamos estar con ella, pero la quietud del mar, nos
Transmite la más estricta de las prudencias, y nuestras
Avasalladoras fuerzas imperiales, se condenan para
Transformarse en el más discreto y profundo de los
Silencios. Señores, dejemos a nuestra princesa
Tranquila, quiere descansar.

Como cuales furtivos pescadores, que románticamente se
Lanzan al mar, pero que a diferencia de "Miguel", en
"Naturaleza Muerta"; que no pudo volver a reencontrarse
Con "Ana" su amada. Nosotros volveremos a verla.
Nuestras esperanzas se habrán cumplido, y nuestra
Infinita espera será recompensada.


FIN

"DISCURSO CHILENSIS"

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

Discurso chileno humorístico por supuesto, apropiado para cualquier declamación poética chilena, velada de poesías chilenas, una peña folklórica, un recital poético, un recital de conjuntos folklóricos chilenos, apropiado por su contenido humirístico y gracioso.


INTRODUCCION A MI PRESENTACION Y DECLAMACION

Respetable público, señoras y señores, civiles y militares, ¡perdón eso no va!, tengan todos ustedes muy buenas tardes. Lo que van a escuchar a continuación, es para personas con criterio formado.

Recomendamos tampoco hacérselo escuchar a pacientes que sufran problemas cardíacos, y tampoco cometamos el error, de mostrarlo a presenciar, a personas menores de noventa y nueve años, siempre y cuando vengan acompañadas con sus padres y abuelitos.

PREAMBULO EXPLICATIVO A MODO DE DISCURSO FORMAL INTRODUCTORIO.

La presente obra operática que van a escuchar ahora, tiene su fundamento en las más autóctonas raíces de nuestro folklore chileno. Me refiero al regatón, la música country, el tecno, el paso doble y el vals austríaco.

Haciendo una analogía a nuestras ciudades nacionales, que han sido fuerte de inspiración a destacados artistas y músicos del territorio nacional, cito las localidades: Me refiero a Madrid, Nueva York, Río de Janeiro, Tokio, París y Londres, por nombrar las provincias más destacadas.

Retratando también los bailes típicos de la zona central, como ustedes bien saben, me refiero al autóctono tango europeo, al nortino hip-hop, a chilota guajira, y a la marítima tarantela, de los puertos de Valparaíso, hacia el campo por la costa, para el lado de la cordillera geográficamente hablando.

No puedo tampoco dejar de nombrar, a nuestros heroicos próceres nacionales y padres de la patria como lo son: Ronald Reagan, Marylin Monroe, Osama Bin Laden, Bill Gates, Mao Tse Tung, y Martín Luther King, por nombrar algunos de nuestra inumerable lista nacional.

Para finalizar con una muestra íntegramente chilena, de lo que son las fiestas religiosas propias del norte de Chile; como ustedes bien la conocen, cito a la popular noche de los muertos de Halloween.

Y por último exponer una muestra de costumbres tradicionales propiamente autóctonas de los remotas regiones de Chile, como lo son el sistema de segregación racial, aplicado a las étnicas africanas habitantes de la isla de Pascua. La práctica del Tai-chi, original y ancestral de los pueblos atacameños; y el apartheid junto con el derecho de pernada, intrínseco de nuestras propias mitologías populares chilotas.

¡¡POR SU ATENCIÓN MUCHAS GRACIAS!!!.

Aplausos generales.

MECANO UNA DIVINIDAD MUSICAL

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

RELATO EN PROSA, DEDICADO A UNO DE MIS TANTOS GRUPOS MUSICALES FAVORITOS.

Cual sideral cibernauta estoy transformado, y mas en el
rol de fans. Navegando por infinitas galaxias, (y
escapando así de los dominios de Morfeo), para hallar
sitios, páginas, direcciones y remotos lugares, donde
final y exhaustivamente ayeé un nombre al cual yo le
atribuyo en términos de veneración, la importancia de
un dios: MECANO, UNA DIVINIDAD MUSICAL.

Dicho perfecto sistema compuesto por tres inigualables
Genios, que juntos e integrados hacen al hombre llegar,
a espectrales dimensiones artísticas auditivas,
Conocidas cultural y convencionalmente con el nombre de
Música.

Cual indescriptible musa inspiradora, que con
Particular e inigualable magia vocal, se desplaza como
La más delicada y eximia bailarina que es. Sobre los
Montados escenarios repartidos por la enorme faz de la
Tierra.

Entre luces y efectos especiales se desarrollan mundos
De estilo, clase y confección a la sombra del dominio
De sus imperiales feminismos. Al mismo tiempo que
Construye, elabora y ejecuta creaciones de genialidad.
Mediante las metafísicas expresiones musicales, que se
Desprenden mágica y rítmicamente desde los
Incomparables registros de su voz. Un sonido que no
Pertenece a este terrenal e impersonal globo.

Diva, diosa, deidad, artista, bailarina, música,
Interprete, ejecutante, vocalista, creadora, bellísima,
Hermosa. La lengua castellana carece de riqueza de
Adjetivos para expresar y describir a tan adorable
Omnipotencia, ya que los procesos humanos de
Idealización y endiosamiento no bastarían para señalar
Los infinitos dotes artísticos, que conforman a un
Universo individual, resumido en un solo nombre: ANA
TORROJA.

Desde nuestra mayor fuerza interior, añoramos con todas
Las fuerzas de nuestro ser, el extraordinario trabajo de
La dualidad de genios: JOSE MARIA y NACHO CANO. Que
Tanto en conjunto como separados, nos llevaron a mundos
Y fantasías siderales de la música. Composiciones que
No pertenecen a este mercantil globo.

Genialidad, creación, composición, poesía, ironía,
Historia, filosofía, homenajes, sexismo, arte,
Personajes, dramatismo, romances, diversiones,
Religiones. . . Porque el armonioso conjunto que
Culturalmente definimos bajo el convencional nombre de
"orquesta", adquiere la clasificación de innecesario.
Solo basta la musical magia ejecutante llevada a cabo,
Mediante la destreza de sus manos, aplicadas a la
Maestría de sus teclados, de tan omnipotentes
Semidioses.

Pero hoy con nuestro dolorosa y estremecedor presente,
La dupla de titanes no está unida. ¿Qué causa ha sido
La detonante de tan estremecedor desenlace, siendo tan
Magníficos músicos genios y hermanos?.

¿Quizás se batieron en desgarradoras contiendas de
Rivalidad, por querer uno sobre el otro mostrar la
Grandeza de su genialidad artística?. ¿Al igual que el
Caso que la historia nos delata de Mozart y Salieri?.
Por hacer una especulación de carácter azarosa y
Remota. ¿O acaso cabe mencionar que la causa de tan
Estremecedora separación de tan creadores y potenciales
Maestros, fue el maravilloso amor de una mujer?.

Hoy en día cada, para la intensificación de nuestro
Infinito dolor cada uno ha seguido su destino por
Separado. Y de tan particular forma han convertido a un
Ícono del pop contemporáneo, como lo es Mecano, en una
Divinidad musical. Que habita y reina imaginariamente
En los recónditos y macilentos dominios surrealistas,
Correspondientes al interior universo de nuestros
Remotos y lejanos recuerdo. Para estar de esa forma a
Un paso de la ansiada inmortalidad.

FIN.

PAYAS HISTORICAS DEL COLONO FUNDADOR DE VICTORIA

FORMA DE POESIA NARRATIVA, APLICADA A LA TECNICA DEL RELATO. CON UN LENGUAJE ACAMPA’O PROPIO DEL HUASO CHILENO, EN FORMA POETICA DE CUARTETAS.


AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.


PAYAS HISTORICAS DEL COLONO FUNDADOR DE VICTORIA

1

Voy a contar una historia,
Con todo mi sentimiento.
Que partió acá en Victoria,
Abarcando sus monumentos.

2

Llego el colono a su hacienda,
Para esta ciudad construir.
Edificando así su vivienda,
Y asegurando su porvenir.

3

Emprendió por terrenos campales;
Su glorioso caminar.
Visitando las zonas australes,
En su gran peregrinar.

4

Trató con diversos indígenas,
Que vivían de estos terrenos.
Casi los halló alienígenas,
Por usar en sus vacas cencerros.

5

A la tierra se fue acostumbrando,
Para vivir de la agricultura.
Arando el campo y cosechando
Y enriqueciendo su cultura.

6

Labrando el campo y su tierra,
Para ir la ciudad edificando.
Conquistando la agreste cierra.
Y con sus gentes negociando.

7

Se armó con una carreta,
Y unos bueyes para tirar.
La tierra era su retreta,
Para su caballo ensillar.

8

Su sueño era el progreso,
Y Victoria así construir.
Con fuentes para su ingreso,
Y la religión infundir.

9

De un lejano atardecer,
Tuvo su idea en la finca.
Viendo su gran amanecer,
Cuando su corazón brinca.

10

Le dio por nombre Victoria,
Por pasadas ganadas batallas.
Según como versa la historia.
En sus páginas lejanas.

11

En honor del alto patriota,
Que dio por Chile la vida.
No cayendo en la derrota,
Y con su dignidad altiva.

12

Así Chile tiene sus pregones,
Ejemplos de su patria ganada.
Sin caminar en pormenores,
Por su gran estirpe alzada.

13

Siguiendo ya el duro linaje,
Y asegurando su nación.
No decayó el peregrinaje,
Y aprendiendo así su lección.

14

Conquistó su mujer con dureza,
Por el devenir de su tiempo.
Forjando así su entereza,
A cada hora en su momento.

15

Los inviernos fueron duros,
Y no decayó en su alabanza.
Pasó más de algún apuro,
Motivando así su esperanza.

16

Su porvenir lo vio seguro,
En eras de juego y bonanzas.
Porque creía en el futuro,
De los potreros y sus labranzas.

17

Se venían días de glorias,
Por el año y las cosechas.
Sin labores ilusorias,
Ni utopías contrahechas.

18

No decaía en la tempestad,
Renaciendo su esperanza.
Trabajando con la majestad,
Y viviendo su maestranza.

19

Habiendo labrado el campo,
Era suya la ciudad.
Cobijada por su manto,
En su grande autoridad.

20

Avanzando por el largo tiempo,
Y aumentando la civilización.
Siendo mejor a cada momento,
Ya empezaba la modernización.

21

Con bueyes y con carreta,
Para labrar su destino.
Llenando su gran maleta,
Recorriendo el camino.

22

Estando la ruta primera,
De toda la Araucanía.
Persiguiendo su quimera,
Con toda su algarabía.

23

Viajando por las ensenadas,
Donde estaban los colonos.
Derribando las barricadas.
Para cuidar lindos aromos.

24

Los infaltables cuatreros,
Que buscaban su ganado.
En el peligro matreros,
Que viven de lo robado.

25

Acostumbraban a robar los fundos,
Para llevarse el ganado al día.
Que venían de oscuros mundos,
Reinando el trago y la alegría.

26

Pero no voy a decir nombres,
Que no están en mi memoria.
Solo le canto a los hombres,
Que merecen esta historia.

27

Esto lo cito pasando,
Es dato anecdotario.
Así yo les voy mostrando
Las notas del calendario.

28

Hago un alto en los caminos,
De Victoria y su antigüedad.
Más de cien años por los pinos,
Nos educan con notoriedad.

29

Termino aquí la narración,
Caminando lo mejor que pude.
Aportando a la ilustración,
De Victoria, que siempre sube.

¡¡¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!.


FIN.

COMUNICACIONES

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

RELATO EN PROSA


En el tiempo y el espacio, entre los remotos y milenarios rincones de la historia, se vislumbran por Altamira, unas primitivas pinturas rupestres, aproximaciones al signo, intentos de escritura, ensayos y bocetos de lo que modernamente llamaríamos ilustración.

Posteriormente, tu, ser de barro de agua como lo sentenció dios, te pones de pie y aprendes a caminar empuñando un palo y una piedra para llevar el sustento; cazando a bestias salvajes, e intentando articular los primeros y primitivos sonidos, que conoceríamos después, con el nombre de palabras.

Te reuniste en tribus, polis, comunidades ya adoraste al sol, cultivaste la tierra y ya te habías convertid en un ser racional. Mas seguiste adelante, en tu afán de hacer tuya a la extensa y grande geografía, porque querías ser amo y señor de todo el mundo.

Tus organizaciones fueron militares, mas con el afán egoísta no te basto ser dueño de la tierra, también querías para ti el mar y en este deseo de poder, cruzaste continentes para enriquecerte y dominar.

Cuando las tierras y las aguas estaban bajo tu dominio, te interesó el aire, querías ser dueño de todo.

Las percepciones de los hombres centran su atención por medio de las extensiones visuales, en las históricas ilustraciones productos del invento de Gutenberg: la imprenta.

Nuestros oídos fueron cautivados por ese agudo sonido de un ¡beeep-beep!; ya nos comunicábamos en clave Morse, gracias a la genialidad del telégrafo.

Y posteriormente dicha marcación fue reemplazada por el categórico sonar de un aparatito que nos convirtió en receptores y emisores por una línea electrónica llamada teléfono.

En una oscura noche, se oye un ¡may-day!, ¡may-day!, de un desesperado piloto que busca aterrizar; pero nadie parece escuchar dicha señal, en medio del estrepitoso ruido de disparos de cañones, y lanzamiento de morteros y bombas.

Acatando las órdenes de un señor con mucho poder, auténtico sueño soberano de toda una nación, otro piloto deja caer sin piedad, un artefacto atómico producto de la invención de la relatividad, sobre la oriental ciudad denominada Hiroshima y Nagasaky. Nuevamente todo parece quedar en silencio.

Hoy en día, el perfumado romanticismo de las cartas, pasa a ser un arcaico recuerdo, arrasado por la inconmensurable fuerza de la electricidad, mediante un agudo sonar de un timbre en mi escritorio, que me indica con una voz metálica, fría e impersonal, envasada en una grabadora avisándome: “¡Señor, tiene un mail!”.

Hoy me levanto, y no me molesto en saludar a mí vecino, mediante un afectuoso saludo de mano, porque sentado en mi oficina mis amigos inversionistas norteamericanos, reinforman a cuanto se cotizan las acciones en el mercado de Nueva Dock; durante la mañana y de las variaciones de los precios del dólar en Suiza. Al mismo tiempo que recibo un fax avisándome sobre el último tornado en Tokio, mientras mi secretario entre en mi estudio avisándome que llegó desde Rusia, el pedido que hice la semana pasada de caviar dorado y vodka de importación

En un industrializado mundo donde cada uno vive su vida, y nadie habla de una olvidada palabra que en algún momento se conjugó como “humanidad”.

FIN

GENESIS APOTEOSICA DE LA INTEGRACION Y DESINTEGRACION DEL HOMBRE

GENESIS APOTEOSICA DE LA INTEGRACION Y DESINTEGRACION DEL HOMBRE

POEMAS EXISTENCIALES


AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.






LEJANÍAS, TIPOLOGIA DEL HOMBRE LIGHT.

1

Atrás va quedando tu humanidad,
y te refugias en horas inciertas.
No te vendría mal un poco de humildad,
Ante los cambios siempre estás alerta.

2

Recibes y procesas la información.
Y te quedas con lo que te interesa.
Vives y no te complicas en cuestión.
De todo lío, rehuyes su entereza.

3

Navegas y bogas en trivialidades,
y te inclinas por productos de importación.
Estás inmerso en un mar de banalidades,
Pasas muy lejano a la consagración.

4

Ante los demás dominas la sabiduría;
y te rodea una aureola narcisista.
Ante tus pares no vibras con sus alegrías,
Y te sumerges en tu mundo egoísta.

FIN

TRAVESÍA DEL VIAJANTE QUE POR CAMINOS BUSCA LA SABIDURÍA

1

Por caminos va el viajante en su divagar,
Buscando de los sabios su fundamento.
Y en ese mental desarrollo de cavilar,
Perseverar de la vida es su argumento.

2

Su viaje parece perderse en la infinidad
En los horizontes de la vacilación.
Y en su pensar extiende una gran inmensidad,
Que determina su larga resignación.

3

Más premio alguno parece no encontrar,
En ese extraviarse lentamente.
Para llegar a los ocasos y contemplar,
Que su fe se acumula tristemente.

4

En el alba la esperanza parece surgir,
Guiada al centro de su entendimiento.
Terminando su revelación con el sufrir,
Adornando su saber y conocimiento.

5

Y las rutas parecían interminables,
Cuando emprendía su jornada lejana.
Mas su curiosidad era inagotable,
Conveniente de una edad temprana.

6

Hombre eres y en viajante te transformas,
Al intentar alcanzar la sabiduría.
Por medio del proceso casi te trastornas,
Al descubrir del saber su alegoría.


FIN








SOLILOQUIO DEL SOLDADO VETERANO QUE REGRESO DE LA GUERRA.

1

Triste emana su imagen al amanecer,
Hundida por el dolor y devastada.
Emergiendo tenue como el atardecer,
Pero no decae en la alborada.

2

Su camino fue duro como su agonía,
Llevando su carisma de hombre abatido.
Los recuerdos están como su lejanía,
Mostrando la tristeza del corazón rendido.

3

Baqueano se define en su peregrinar,
Con la experiencia de sus muchas batallas.
Sus pensamientos quieren ya normalizar,
Porque siente que le corazón le estalla.

4

Asume su saber de ser ha luchado,
Más esto lo hace sentirse glorioso.
Piensa que en vano no ha esperado,
Para recibir su recompensa gozoso.

5

Ve su vida como una sobre vivencia,
En la cual sus habilidades han lucido.
Porque luchó por su propia supervivencia,
Agradeciendo el hecho de estar vivo.

6

Hoy recuerda como cayeron sus compañeros,
En batallas donde se jugaba la vida.
Combatiendo contra enemigos altaneros,
Y saliendo con la dignidad altiva.

7

Conforme se siente al ser veterano,
Recordando con nostalgias sus reyertas.
Como la parca, vio pasar muchos veranos.
Que a sus sentidos han tenido alertas.

8

Atrás quedaron peleas y contiendas,
Concentrándose solo en el presente,
Ya no puede vivir de las enmiendas,
Que a su persona la dejan ausente.

9

Porque de violencia no quiere saber nada.
Al sentir en el campo el peligro artero.
Y aunque las contiendas no fueran vanas,
Al presenciar las pérdidas es el primero.

10

De sus esplendores el emerge campante,
Al considerar triunfante sus labranzas.
Sintiendo que su poderío es rasante,
Recibiendo honores y alabanzas.

11

Posee las fuerzas para sobrevivir,
Y enfrentar con perseverancia su destino.
Ya no necesita poder sobresalir,
De soldado, llegó al final de su camino.

12

Hoy solo medita y en su paz descansa,
Sabiendo que no hay batallas que luchar.
Porque esta realidad no le alcanza,
Para saber que de la lid, tubo que marchar.

13

Debe pensar que todo ha terminado,
Y aceptar con destino su resignación:
Hoy es todo un soldado jubilado,
Que ganó con celebridad su designación.


FIN





ALEGORIA DEL MUNDO CONSUMISTA Y EL HOMBRE QUE LO HABITA.

1

Vivimos en un mundo material,
Donde nadie piensa en la alabanza.
No nos importa lo espiritual
Imperando la oferta y la demanda.

2

El comprar se vuelve portentoso,
Para ser respetables y superiores.
Nuestro estilo es ostentoso
Siendo del capital dominadores.

3

Todo hombre piensa en ser capitalista,
Siguiendo las medidas de la oferta.
Así como la política mercantilista,
Que nos hace de la bolsa estar alerta.

4

Tu avalúo es cuanto tienes y vales,
El nombre sirve si es adinerado.
El talento vive en centros comerciales,
Y el ser compra lo de acaudalado.

5

Luces muy bien la moda de vanguardia,
Haciendo elegante el caminar.
Ya que nunca descuidas la retaguardia,
Sin malgastar el tiempo en vacilar.

6

Solventamos la fachada con destreza,
Para mostrar un suntuoso exterior.
Cuando ocultamos la gran pobreza,
Que el consumo nos deja al interior.

7

Respiramos y vivimos del consumismo,
Manteniendo las mejores apariencias.
Dueños y señores del materialismo.
Adquiriendo excitantes experiencias.

8

Ricos patrones acumulan grandes riquezas,
Cultivando intensamente su ambición.
Existiendo gente que vive en la pobreza,
Como el mal común de toda una nación.

9

Con billetes todo lo compras y lo vendes,
Sin saber la valoración de la vida.
Ya que ese precio aún no lo comprendes,
Ignorando su vigencia y su medida.

10

La principal prioridad es el dinero,
Por el los hombres combaten y se desvelan.
Haciéndote en el dominio primero.
Liberándote de privadas cautelas.

11

La TV nos invade con su fantasía,
Siguiendo sus modelos ideales,
Cultivándonos con la hipocresía,
Creyéndonos vanos seres irreales.

12

Guiando lo material nuestra existencia
En un mundo donde todo es desechable,
Pero eso no nos afecta en la conciencia,
Donde todo sacrificio es rechazable.

13

El consumismo lleva a comprar en demasía,
Cosas que pierden su valor en el tiempo.
Pero para esto sí tenemos la osadía,
Sin considerar un sacrificio macilento.

14

El consumismo tiene muchas direcciones,
Pero ninguna lleva a la felicidad.
Llenamos nuestras mundanas ambiciones
Fomentando así nuestra severidad.

FIN






EL VIAJE INTROSPECTIVO HACIA SU DESTRUCCIÓN MENTAL FEMENINA

1

Su introspección solo ella la sabía,
Porque nadie la habló de futuros ideales.
Como respuesta le dieron una vida vacía
En lugar de concretas y justas realidades.

2

Los empleadores le enviaban mecanismos de defensa,
Al buscar en dichos mercados, la oportunidad.
Por su presentación, obtuvo la ofensa;
En lugar de una merecida y gran responsabilidad.

3

Nadie escuchó su interior lamento.
Infinito al juntar solo dos palabras:
Al patrón, no le importaba su tormento
De la hora de la salida por las alarmas.

4

Su sentencia era el mundo de la patología,
Que ninguno se esforzaba en arreglar.
No había horas fechadas en la neurología;
Todos sus contactos la hacían consternar.

5

El alborotado dolor que nadie atiende;
Por un infinito sufrimiento interior.
Si solo esa niña, a si misma se comprende,
Porque no consiguió atenciones del exterior.

6

Su mente viajaba a la segura destrucción.
Lo que no salía en la oficina de escritura;
Era más importante el euro en tasación,
Y quedó en su lista de esperas de sepulturas.

Fin.

EL SENTIDO A LA VIDA, DADO POR EL HOMBRE SOBRE EL MUNDO

1

Lo libre, lo determina el individualismo,
Al dominar completamente el planeta.
La filosofía descartó todo racionalismo,
Y fue rumbo a su tal personal veleta.

2

Al hombre ya no le importa la vida;
Porque su sentido lo impone su personalismo.
Solo si deja su cartera herida;
Que la determina el dinero e imperialismo.

3

Puntual: El hombre es dueño del mundo.
Y si le conviene, se preocupa de su existencia.
Su interés es lo único rotundo,
Al guardar su ostentosa y grande apariencia.

4

El poderío, importa si demanda.
Todo lo que yo quiero pagar;
Sé de buenos mercados en Holanda:
Ofertas que exijo comprar.

5

Mi cuenta bancaria me hace dueño,
Si el producto, merece su esencia.
Al satisfacerme yo ya me empeño,
Sin importar si logro aprender ciencia.

6

No me va la vida por sentido,
Si el mundo es mío, lo pensaría.
Que hacerle; ya estoy nacido,
Voy a ver el placer que compraría.

fin

EL RECHAZO FURIOSO DEL HOMBRE A LA FILOSOFÍA

1

Mi carta de presentación, se estampa en todo desprecio;
Ante lo que la sociedad, da por establecido.
No me interesa lo que definen por egregio;
Si es caro, lo evaluaría por embellecido.

2

Descarto si no lucra la filosofía,
Como patrón: yo mando en las acciones.
Más me interesaría la economía,
Según mis personales fluctuaciones.

3

Es innecesario el conocimiento
Lo que importa es lo mercantil.
Quizás eso sería el fundamento
Del intenso deseo inútil juvenil.

4

¿Tendría algún precio la sabiduría?
La respuesta: En la bolsa de valores.
Si hay un anuncio lo entendería,
Por la publicidad y sus altos valores.

5

La historia da clases de filosofías,
Si me las pagan, hagamos negocio.
Sin precio; solo son habladurías,
Queme dejarían totalmente furioso.

Fin

LO INFINITO DEL MUNDO: LA ESTUPIDEZ HUMANA

1

La dimensión ilimitada del universo,
Es menor que un pigmeo en una ensenada.
El hombre se vuelve un sabio perfecto
Al molestarle su equivalencia ilustrada.

2

Un mundo es un átomo por estupidez.
Pero ese hecho no tiene importancia.
Sigamos adelante con la desfachatez;
Los eruditos alaban la petulancia.

3

Nos estora la palabra “prudencia”,
Por lo equivocada de la obstinación.
Ya nada merece conciencia,
Solo si vamos a la total valoración.

4

Al hombre, le molestan los pensamientos;
En milenios de vidas equivocadas.
¿A quien le ayuda el miramiento?;
Si forjamos las desviaciones obstinadas.

5

Es aburrido todo ámbito racional;
Ya que el reflexionar es una molestia.
Nos divierte mejor lo gran ilusional;
Volviendo al hombre una total bestia.

6

Todo da igual y seguimos adelante,
¿Por qué medir las consecuencias?
El hombre de por sí vale por ser importante
Son innecesarias las paciencias.

Fin





LA CONTIENDA ACTUAL ENTRE LA CULTURA Y EL MATERIALISMO

1

Son educativas las obras del materialismo,
En pos de un desinterés de la cultura.
No es sustentable el existencialismo;
Al ir de los valores a la gastada altura.

2

Al arte, lo valoramos en dinero;
Porque la poesía ya es barata.
Lo que va y se cobra con mi esmero;
Siempre y cuando sea de plata.

3

Al arte se evalúa en su representación,
En las imperfecciones de la escultura.
El estilo, lo determina la valoración,
Del precio de la arquitectura.

4

La educación solo vale si es comercial,
Sin importar si deja sabiduría.
Dejando de lado lo académico y magistral,
Dándole valor a la alevosía.

5

Todo arte se valora por su tasación,
Omitiendo todo lo educativo.
Nos vamos directo a la gran transacción;
Sin que nos importe todo lo ilustrativo.

6

Las escuelas van de acuerdo a las monedas,
Que varían en la bolsa histórica.
Pagándose por la altas alamedas,
Sin importar sus imágenes que son valóricas.

Fin




EL ATEISMO PROMULGADO EN LA IGLESIA CATÓLICA

1

Los obispos en la Biblia, adjuntan celulares,
De parroquianas que van a la confesión.
Atienden todos sus pecados por seculares
Con el creyente de la religiosa seducción.

2

Hay un notorio interés por la cristiana,
Que el sacerdote atiende con devoción.
Sin importar que le digan: tú pagana,
Al mostrar su figura en vías de producción.

3

La iglesia sí, promueve el mundial ateísmo,
Al creerme yo mi gran dios personal.
Estudiando la religión del feminismo,
Al ver mi tipo de dama escultural.

4

Los sacerdotes no divulgan sus contactos,
Porque es ética y moral del confesionario.
Al guardar en privado los femeninos encantos,
De los cuales ellos son discretos partidarios.

5

A las pecadoras las apartan del mal camino,
Para educarlas con su teología personal.
Con ellas harían su filosófico destino,
Pero no en religión, sino en lo emocional.

6

Toda feligresa es bienvenida al templo,
A ser educada en el personal catecismo;
Si al párroco lo deja en su gran prédica, contento,
Cambiando la fe, por el sagrado y fino feminismo.

Fin

EL ABSURDO DEL MUNDO SI NO ME DA UTILIDAD PRACTICA.

1

El mundo de por sí es inservible,
Su sentido se define como absurdo.
Ya no interesa lo entendible
Ni tampoco lo que es sabio y profundo.

2

Se olvidaron todas las fenomenologías,
Siendo inútiles los estudios científicos.
Si lucran, sigamos las vendibles patologías;
Por conveniencias de objetivos específicos

3

Por dinero, vendería irreales fantasías,
Sin importar su utilidad práctica.
Del absolutismo a las tontas alegorías,
Haciendo funcionar la gran fábrica.

4

La filosofía, estorba en las marcaciones;
De las quimeras, que yo quiero vender.
Me interesan más las vendibles producciones
Al ganar dinero, sí podría ceder.

5

Olvidé a Copérnico por el sistema solar,
Recordando al mundo si le saco dinero.
De la mercantil y cara galaxia estelar,
Por el cual yo sí voy estudiando primero,

6

Me pregunto si es publicitario el conocimiento,
Simplemente si yo vendo libros costosos.
Mi lujo me permite el escarmiento,
Al admirar el saber en selectos diamantes preciosos.

7

Al hombre, lo ilustra la sabiduría,
Que al comerciante, no le da remuneraciones.
Aprendo yo más de toda economía
En la bolsa de valores, por fluctuadas tasaciones.

Fin




EL MUNDO VENDIBLE PARA MI CUENTA BANCARIA

1

Todo legado en órbitas económicas,
Es importante si no me es científico,
Son desechables las doctrinas filosóficas,
Al imperar el gran monopolio político.

2

Es inútil el trabajo de pensar,
Si atenta contra mis caras acciones.
Solo importa lo que quiero tazar,
Y ahí determino precisiones.

3

Si me los pagan, yo vendería soles y caros planetas;
No importa el espacio, solo la remuneración.
Podrían ser mis clientes los doctos sabios ascetas,
Y solo ahí me interesaría la educación.

4

Todo saber es erudito si es pagable,
Sin fijarme quien es mi futuro cliente.
Lo valoro de una total forma rentable
Pero en esa línea no soy un dueño paciente.

5

El progreso mundial: a la bolsa de valores.
Al descartar todo inútil dogma religioso.
Me importan los placeres y sus altos calores;
Y solo lo que me lucre siendo oneroso.

6

Arte, libros, historia, en los costos molestan.
Solo estudio a la gran doctrina comercial.
Por conveniencia la sabiduría es una apuesta,
Al adjuntar mis depósitos en lo agencial.

7

Me importa el mundo, si hago producciones,
Y que sean costos luminarias;
No me importa si son alteraciones,
Que egresen en mi personal cuenta bancaria.

Fin.

LA INCONCIENCIA HUMANA PARA MI PLACER PERSONAL


“Ningún momento de la existencia humana, debiera pasarse sin la existencia de algún placer”.
Williams Shakeaspeare.

1

A Las crisis del mundo, las abofeteo con mi gran desprecio,
Solo estudio el curso de los placeres de la historia.
La pedagogía, por favor: un total adefesio.
Y me interesa la vida loca ostentoria.

2

Solo estudio mundiales legados de placeres;
Exclusiva razón de mi personal existencia.
Abarco las gozosas fronteras por doquieres,
Cuando ansío algo, olvido la paciencia.

3

Del tango Cambalache:

“El mundo fue y será una porquería”
Discurso de egoísta, que plateo cuestionar.
Atiendo a el carrete y su algarabía
Tal perspectiva yo no la voy a discrepar.

4

Del pasado, rescato fonos de señoritas;
Por ese ángulo me voy a la antigüedad,
Yo me veo todo un egoísta sibarita;
Del pasado en fiestas, no hay ambigüedad.

5

El sentido de vivir esta en: la diversión.
No hay límites entre la gran divergencia.
Me resulta atractiva la perversión;
Si la lleva, está en total y clara vigencia.

6

Todo sitio tiene un lugar maravilloso,
Iluminado con la música de colores.
El local nocturno se pone esplendoroso,
Si me dan elecciones de pagados amores.

7

De los continentes, busco las calles recorridas,
Que no son misterios, si no gustos a descubrir.
Avenidas que son muy concurridas,
Y yo no dudaría para asistir.

8

Fomento y celebro la inconciencia,
Por el gusto mundano de mis diversiones.
Me provoca hastío la gran elocuencia,
Al deleitarme con gratas malversaciones

fin.




EL DELIRIO LUCRATIVO DE MI PACIENTE-CLIENTE

“Dedicado a los terapeutas comerciantes; según Karl Theodor Jaspers y Munir Eduardo Eluti Cueto.”

1

Instalo un negocio con lo delirante,
La demanda es grandiosa de los clientes.
Mejor si el mercado es agobiante,
Creciendo la cartera de pacientes.

2

La terapia da: infalible negocio.
Del ilimitado saldo que es mental.
Sin importar el registro en destrozo;
Criticado por el señor Richard Benthall.

3

Importa la locura solo si es pagable,
Mantengo un tratamiento que es perecedero.
Siempre y cuando sea comercio rentable,
Al cuidar mi provecho y gran futuro duradero.

4

No importa la cura, si no la remuneración,
Por política la terapia mantiene al comprador.
Mejor comerciable es la mente en alteración,
No me influyen si me dicen eminente sanador.

5

El paciente es quien paga y ordena,
Por consiguiente, hago mi terapéutico trabajo;
La mente que lucra es una loca colmena.
Que para mi constituye un lucrativo relajo.

6

Delirios, habladurías, fobias en clasificaciones,
Todo orden de mercado a cuantificar.
En mis productos de estigmatizaciones;
Por insumos de grandes ventas a valorizar.

7

Es un seguro mercado la gran psiquiatría,
De clientes, nunca voy a tener carencia,
Me hago rico con la amplia patología.
De ese negocio estudio su esencia.

Fin.

LAS INUTILIDAD EMPÍRICA QUE LE DIO EL SENTIDO A LA VIDA

1

La ciencia no representa la mental sanación,
Por la totalidad-continuidad de la trascendencia.
Es inalcanzable la curación,
Sin importarme la inconciencia.

2

Una alternativa sería el libertinaje;
Frente a una solución científica.
¿Qué me importa el largo peregrinaje?,
Dado por la real medicina espefícica.

3

Todo análisis apunta a la objetividad;
Es perfecto si el punto es difuso.
Damas casuales dan mi impuntualidad,
Al atenderlas y dejar mi raro caso confuso.

4

Mido en cuotas la gran apariencia,
Al ver al paciente remunerado.
Olvido la palabra “consecuencia”,
Por mi raro prestigio auspiciado.

5

La vida debe ser llevada a toda extravagancia;
Y ordenando recuerdos e imágenes mentales.
A mis panoramas les doy larga importancia
Olvidando los diagnósticos finales.

6

La cura es una notoria amenaza,
A mi negocio que estoy manteniendo.
Toda mejoría me estorba y desplaza;
Para le pago que estoy obteniendo.

7

Todo ignorante es un erudito filósofo;
Que no necesita conocimiento.
Su legado mental es catastrófico;
Experto en la terapia del docto aspaviento.


Fin

EL ARROJO DEL HOMBRE A SU INEXORABLE SEGURIDAD: LA MUERTE

1

La historia partió con su nacimiento;
Al recorrer etapas en la época inerte.
El gran otoño olvidó su monumento,
Histórico registro de segura muerte.

2

Esta sería una total función pesimista;
Descripción de una absoluta totalidad.
Que en extensión es realista,
Mostrando el fin de la humanidad.

3

La existencia está llena de negativismo.
Y es un camino dudoso a reconocer.
Linealidad inútil en continuismo
Una vida vacía e impuesta a conocer.

4

El hombre lucha intensamente contra el mundo;
Siendo esta su penuria inexorable,
Mares de existencia vagas en lo profundo,
Por la linda lápida que es inexplicable.

5

La datación es solo un proyecto;
Y no siempre el mejor camino.
El tiempo se torna incorrecto,
Que lo impulsa a su fatal destino.

6

¿Qué importa el ideal de una vida inservible?,
Años seguidos que no sirven para nada.
Me importa y llena más lo comestible,
Romántica escena playera de la ensenada.

7

Si el hombre supiera a qué vino al planeta
Pregunta que por siglos, no se pudo responder.
Me interesa más la luz de un fugaz cometa;
Que la dura responsabilidad a cometer.

8

Todo inicio lega a su finalización,
De etapas cronológicas que son duraderas.
En una existencia por la gran alteración,
La ineficacia mundial es perecedera.

fin

YO: LA MAYOR IMPORTANCIA DEL MUNDO

1

Mi persona se impone ante la humanidad,
Y me sirven, si me rinden pleitesía.
¿Qué significa la palabra modestidad?
Todo ente me debe suma cortesía.

2

Mi genio está sobre todo lo universal,
Mi ego tiene histórica importancia;
Eso sí que es real y muy trascendental.
Hecho que me da inteligente elegancia.

3

Mi yo va al autoritarismo,
Es ley absoluta mi voluntad.
Arraso con mi imperialismo,
Lo llevo a cabo y sin piedad.

4

El mundo gira en mi personal circunstancia,
¿Y qué?, yo no mido consecuencias.
Enalteciéndome por mis arrogancias,
Y continúo mi legado de indolencias.

5
Me importa solo yo y mi egolatría,
Siendo el mundo una entretención.
La enseñanza es la tonta habladuría,
Y solo voy por la gloriosa diversión.

6

De las creencias solo rescato mis intereses,
Nada que la historia me pueda enseñar.
Nadie me impone sus insignes dobleces,
Y no me esfuerzo en absoluto por empeñar.

7

La vida y el gran mundo son mis placeres,
Ordenando yo y mí autoritarismo.
Me interesan las ofertas de enseres,
Imponiéndome con mi imperialismo.

Fin.






EL DIOS QUE DEBE SEGUIR LA HUMANIDAD: MIS ÓRDENES


Neil Hurley planteo: “Quién paga, manda”, y Munir Eduardo Eluti Cueto esta de acuerdo con dicho planteamiento.

Mano negra, en su salsa: “Señor matanza”:
Dedicada a Pablo Escobar.

“…¡¡¡Escúchalo buey, bom-bom
Su palabra es ley!!!!!”.


1

Yo soy el patrón en todas las religiones,
Nadie me impone su palabra.
Del futuro, ni ahí con las predicciones,
Solo me impongo en el habla.

2

Soy un soberano que ordeno,
De lo que veo a la adquisición.
Si quiero algo, yo no espero;
Todo producto de exposición.
3

Soy el dios de todo y nadie me dice nada;
Yo, amo y señor del universo.
Me compro el mar y su alborada,
No me interesa si me dicen que soy perverso;

4

Bien me veo gobernando toda mundología,
Citando a mano negra en “señor matanza”;
Me da sueño la aburrida sabiduría.
Me interesa el bien vestir de la usanza.

5

La humanidad entera me rindo honores,
Lo dice la filosofía existencialista.
De damas y placeres en bonitos colores,
Soy todo un notable señor capitalista.

6

Del tiempo, yo resalto en el post-modernismo,
Que me digan su mayor representante.
Estudien e incorporen mi personalismo,
Siendo yo el mayor representante.

7

Le hago sombra al cosmos con mi egolatría;
Poderoso caballero es don dinero.
Me encantan las multitudes de algarabía,
Por ahí empieza ya mi total esmero.

Fin

LA INCOMPRENSIBLE FENOMENOLOGIA AMOR-ODIO

1

Toda emoción va adjunta con la siguiente;
En los in entendibles rasgos de la contradicción.
Desconozco si este gran proceso es conciente,
¿Alguien me daría una racional explicación?.

2

Amor y odio van relacionados,
Por su orden en la alteración.
Los dos van juntos y entremezclados,
Si coherencia en interacción.

3

Su estudio nos lleva a una difícil fenomenología,
Por lo científico a las emociones,
Con las dos juntas yo enloquecería,
Sin miramientos en mis personales y grandes reacciones.

4

Es innentendible todo género humano,
Que va del billete a la emocionalidad.
Me apasiona y gusta todo lo mundano,
Siendo incomprensible la funcionalidad.

5

No me digo lo humano de los valores;
La voluntad va con mi intencionalidad.
Sí, me interesan femeninos amores.
Al dejarme volar por mi impulsividad.

6

Pasión y locura: El objetivo de todo hombre,
Cuando yo acelero con furia, olvido la razón.
Siendo bellísima dama: ¿qué importa el hombre?,
Entre estos sentimientos, pierdo la dirección.

7

Las emociones no son estudios radicales,
Pero si van al plano valórico.
Al negocio en mis dominios sentimentales,
Eso sí que me deja calórico.

8

En estos temas no existe escala axiológica,
Nada lo llevaría a la clasificación.
Me interesan distinguidas féminas pedagógicas,
A interiorizarme con su educación.

Fin

LOS VERDADEROS VALORES AXIOLOGICOS DEL HOMBRE: LOS MONETARIOS Y LOS FEMENINOS.

1

Yo establezco mi propia jerarquía,
De valores sí, pero no axiológicos.
Los ordeno por mi personal categoría,
Sin importar que son analógicos.

2

Lo que me interesa, pienso en su estudio;
Pero no de causas, sino de bellezas;
Por ese tema empieza el preludio
A las meritorias y consagradas lindezas.

3

Que importan los valores en su estructura,
El orden no altera el resultado,
Idealizo a las coquetas esculturas,
Que me dejan totalmente anonadado.

4

Analizo la atracción en polaridad,
Del hombre a la impulsividad femenina.
¿Qué me importa la elevada moralidad?,
Si la bellísima dama, me encandila.

5

Es muy educativo el catolicismo,
Sin miramientos para las pecadoras.
De la Biblia del esteticismo
Ellas son grandes ilustradoras.

6

¿Se relaciona lo sabio con la moralidad?,
No pierdo el tiempo en vagas explicaciones,
De la hermosura por impactante publicidad
Y bellas féminas en clasistas producciones.

7

Es irrelevante la clasificación,
Que analiza el alto compilado ético;
Esa es la verdadera educación:
Me interesa el valor femenino épico.

Fin.

EL OCASO DEL HOMBRE HACIA SU REALIZACIÓN CÚSPIDE: SU LIBERTINAJE.

1

¿La humanidad escuchó la palabra paciencia?,
Si fue así, cayó en el abismo del olvido.
El manual de Carreño nos plantea la decencia;
¡Al fuego con ese libro sin motivo!

2

Hay direccionalidad en la voluntad,
Se guía sin personales permisos.
¿Sirve de algo la tonta humildad?
Mi libertinaje propio es conciso.

3

Cambio la religión por mi libertinaje,
Sin importar las doctrinas teológicas;
Me instruyo yo en mi personal peregrinaje,
Entre gustos y damas analógicas.

4

El mundo y yo, olvidamos la religión,
Y la observo en lindas parroquianas,
Si me sirve, voy a la grandiosa presentación,
Lanzándome directo a la cristiana.

5

El mundo actual va a su propio gran ocaso,
Eso a mi NO ME IMPORTA PARA NADA.
Solo si tengo un interesante y buen caso,
Real y fina arte de la alborada.

6

El mundo es universal por sus recreaciones,
Si el socio Dios se interesa, que aporte el billete;
Pubs, discos, damas y fiestas en admiraciones,
Como en Chile, y cabalgando a todo ritmo en sainete.

7

Yo les doy el rubí a las señoritas,
De ahí mi arte, son el motivo principal.
Sí, más bellas que todas las margaritas,
Se merecen, el mayor título nupcial.

Fin

EL PERSONALISMO EN MI GRITERÍO MUNDIAL

1

Mi personalismo va con mi ensordecedor discurso,
El ser existe solo por su total comunicación.
Siendo irrelevante de la historia su transcurso,
Ahí va directa mi individual identificación.

2

¡Arrogantemente al mundo le ordeno silencio!
¡Porque es mi gran ocasión de gritar!
Al que no me escuche, inmediatamente lo agencio,
En mi lista puntual a eliminar.

3

El ruido acústico sobrepasa la individualidad,
Al olvidar la palabra conciencia.
Que se imponga mundialmente mi global personalidad,
Ante eso descarto la paciencia.

4

No doy explicaciones por mi conducta
Solo impongo mi arrollador griterío.
No es mi gran problema el que se asusta,
Yo, sobre el mundo y mi total poderío.

5

No soporto si dicen que tengo verborrea,
Es mi personal deseo a explotar.
Por el diseño de Vicente Larrea,
Verbalmente me voy yo solo a impulsar.

6

Mi razón no deja hablar a ninguno,
Y pobre del que no me quiera escuchar.
En la prosa, yo quisiera ver a alguno;
Y como le va, si me osa desafiar.

7

Yo le grito lo que deseo al universo,
Sin aceptar de ningún tipo la sanción.
Voy bien si me dice que soy perverso,
Esta es mi culminante y tal lección.

Fin.


LOS DUEÑOS DE LA VERDADERA SABIDURÍA: LOS ILETRADOS.

1

Leídos, cultos y expertos en sus conceptos
¿Ustedes a mí me hablan de sabiduría?
De su idioteces, si son doctos adeptos,
Como pasa tiempos con su habladuría.

2

Es más creíble la doctrina del iletrado,
De lo que plantea el eminente científico

Simpleza e inteligencia: más que el legado,
De lo que ilustra el libro específico.

3

Grandes señores omnipotentes del saber absoluto.
Me ilumina mejor el encuentro de la simpleza.
Sus volúmenes me dejaron disoluto.
Yendo de su petulancia, por su bajeza.

4

Todo alumno se reverencia ante el virtuosismo,
Yo prefiero la erudita lección del iletrado.
El sabe me llena de su espejismo,
Al dejarme totalmente alterado.

5

El aprendizaje es planteado por lecciones,
Que pretenden mejorar al estándar psicológico.
Su estudio me lleva a las alteraciones,
A la filosofía de lo gran docto-patológico.

6
Se pregonan y anuncian los grandes eruditos,
Por su estudios que me llevan a la confusión.
Los ignorantes si tiene saber inaudito,
Que le deja en absoluta aclaración.

7

Autores, universales imponen su voluntad,
Expresada en lo que ellos llama su legado.
Yo voy de la dulce cotidiana libertad;
A lo que obliga el libro ilustrado.

Fin

LA MAYOR INUTILIDAD Y MOLESTIA HUMANA: SU VOLUNTAD

1

Los impulsos del alma serían benéficos,
Si las guiara la metafísica voluntad.
Sus postulados inútiles y maléficos
Me dejan en el pero estado de ebriedad.

2

El hombre sí, necesita sus grandes afanes,
Pero son equívocos si van a la filantropía.
Mejor concentrarse en lujosos lupanares,
Que la inservible y estorbante filosofía.

3

La voluntad dirige el plano metafísico,
Teniendo la absoluta influencia del aire.
Demando mi placer específico-impostergable,
¡A la normativa que le hago el desaire!

4

¿El hombre es un dios pensante y racional?,
Según los beneficios de la conveniencia.
Va su animalezca conveniencia humanidad-emocional.
¿Tiene alguna utilidad su conciencia?

5

El acto amable es real en el espacio,
Ahí se nota su inútil temporalidad.
A mis finos intereses no voy despacio,
Si están en ellos la gran universalidad.

6

La acción humana vale por mi individualización;
Que determina al mundo de mis gozos personales.
Ahí se torna muy enfática mi gran motivación,
Por grandes ciencias de las bohemias fenomenales.

7

El acto humano no necesita su motivo;
De idioteces que serían el fundamento.
Mis intereses me dejaran en lo altivo;
Al instruirme en la doctrina del esparcimiento.

Fin

LA FINALIDAD DEL HOMBRE: SU ABURRIMIENTO

1

El mayor legado del hombre, su aburrimiento,
En vidas inútiles que son históricas.
Hoy en día nada al hombre le da un escarmiento,
Ni siquiera las estatuas alegóricas.

2

Para el cobarde, el suicidio su solución,
No es la alternativa a su problema.
Al desafiar al miedoso como bravucón;
Por un postulado que no vale la pena.

3

Yo no concibo la huida del mundo,
El placer tiene sabios caminos.
En luminosas calles del asunto,
Por la senda del cartel femenino.

4

La finalidad de la vida es el vacío,
Que para llenarlo está la televisión.
Si no hay anuncios, me llena de hastío,
Al estudiar la lección de perversión.

5

Schopenhaher:
“La vida es un puro sufrimiento”,
Y concuerdo si no tengo materiales riquezas;
Si el total mercado no me cumple, soy desatento,
El no gobernar el mundo da tristezas.


6

A mi entender no le impongo el motivo,
Dudo si el sexo me lleva al descontento,

Nada importa si yo quedo enaltecido,
Las diversiones nunca son un sufrimiento,

7

El hombre vino a entretenerse al planeta,
Sin importar si su vida es un tratado.
No me enseñen profesores de la opereta,
Nadie me quita “lo comido y lo bailado”.

FIN

EL HIJO DE LOS PENSAMIENTOS


Cual insignificante ser, que te crees con tus facultades de un dios; pero que estás lleno de debilidades, por llamarte hombre.

Sí, has evolucionado, te crees superior a les demás habitantes de la creación; dices estar por encima de la cadena alimenticia; piensas que estas dotado de virtudes, para pregonar la paz; pero eres un genio cuando se trata de crear máquinas para la guerra.

La historia ha escrito que eres un ente superior; por estar dotado de una desarrollada inteligencia emocional; pero has derrocado imperios en el nombre de la civilización.

Dices vivir en toda la más pacifica espiritualidad; pero eres una total consumista al recordar tu agenda de compras, cuentas y pedidos.

Reflexionas inmerso en filosofías, meditaciones y te sumerges en la más budista de las paces interiores; transmitiendo tu serena armonía espiritual; pero cuando se trata de ayudar a tu prójimo, es tu puño el que decide.

Pregonas a los cuatro vientos la paz hacia el hermano; y te vales de la televisión, y los diarios para publicar que ya no tenemos fronteras que nos dividan, pero te has tomado países en tu inagotable sed de conquista.

Decimos que tenemos la última tecnología, para enviar al hombre a la luna; mientras que en la tierra hay pueblos enteros muriéndose de hambre.

Predicas que hay que llevar una vida pura, moral, y sana. Llena de virtudes y castidades; mientras que en Ámsterdam se caracteriza por sus ofertas de drogas y placeres.

Prometemos el futuro en el desarrollo urbano, al modernizar las ciudades, pero en los suburbios la gente sufre en sus miserias con su extrema pobreza.

Hablamos de que en la educación está el futuro de las juventudes y del mundo entero; y vendemos caro el conocimiento y las profesiones; pero en las universidades de Estados Unidos; mueren alumnos porque sus propios compañeros los acribillan a balazos en las aulas académicas, sin miramientos de ningún tipo, y a sangre fría.

¿Dónde está nuestra racionalidad?, ¿dónde está nuestro juicios?,. ¿Dónde está nuestra inteligencia?, vivimos sin respuestas y en una intensa y eterna contradicción, que es producida por el hombre, que se dice el HIJO DE LOS PENSAMIENTOS.

FIN DEL LIBRO.