sábado, 28 de junio de 2008

MECANO, EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO

AUTOR: MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.


RELATO EN PROSA A NIVEL TEMPORAL:,


"Dedicado a todos los fans del mundo de mecano; en los cuales yo me incluyo. Por la infinita perduración del maravilloso legado musical de tan extraordinario grupo; en la memoria, inconsciente colectivo musical mundial, registrado en nuestras largas, duraderas y acumulables memorias... y en el tiempo y el espacio".



Con el correr de las artísticas épocas siderales acontece el surgimiento de una corriente, y ésta a su vez es reemplazada por otra. Perdurando en nuestra memoria, un nombre inmortal, mantenido glorioso y omnipotente en el devenir de los tiempos: MECANO, EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO.

Cual inigualable conjunto, que en las recónditas y duraderas extensiones, temporales ha pasado a conformar una parte de nuestro inconsciente colectivo. Porque estampadas están en nuestra memoria las inmortales melodías de sus canciones.

Que imaginariamente nos llevan a soñar y a vivir en una dimensión supraterrenal, del mundo de la música. Por medio de esos pasajes y caminos metafísicos, extendidos mediante los inigualables y endiosados registros musicales, que habitan en el incomparable y paradisíaco universo local, de tan extraordinaria diva, diosa y deidad, cual extraordinaria artista que reina y gobierna en los dominios de nuestras atentas mentes, bajo el omnipotente nombre de ANA TORROJA.

¿Cuánto le debemos a tan incomparable divinidad?, ¿Tiene algún precio, el maravilloso y musical universo de metafísicos y lejanos sueños? ¿En los cuales nos ha llevado a vivir? Situados en otra dimensión temporal, mental y musical.

Más con esa extraordinaria y notoria sencillez, nos apasiona con una atmósfera de incomparable talento; mediante perfectas lecciones de genialidad e incomparable potencial artístico.

Cabe mencionar a esa omnipotente dupla de genios, proyectados por las siderales rutas trazadas por sus mágicas e indescriptibles composiciones musicales.

Por cual pasaje surrealista, en el cual viajamos estelarmente, en esos maravillosos caminos, que nos muestran las metafísicas rutas de sus extraordinarias estructuras melódicas.

Universos de creaciones musicales orquestadas y armónicas nacen de tan maravillosas manos y mentes de dos hombres; que por medio de sus inigualables habilidades artísticas; adquieren las categorías de genios: José Maria y nacho cano.

Y en nuestro subconsciente perdura y trasciende ese inmortal recuerdo; que nos lleva a soñar y a vivir en otra dimensión que no pertenece a este musical, impersonal y comercial mundo.

No nos importa el tiempo, ni el remoto transcurrir de los días, semanas, meses o años. Porque en la memoria del fan, el recuerdo de mecano reina, glorioso y omnipotente brillando y resplandeciendo ocupando un lugar atribuible a la veneración.

Mecano, en el tiempo y el espacio. Tu recuerdo e imagen es parte de nuestro inconsciente colectivo, sin tiempo cronológico; como cual imaginario habitante en los recónditos y milenarios rincones de nuestra amplia y basta memoria.

Y en cual viaje introspectivo, rumbo a los privados dominios mentales, encontramos las aureolas imaginarias de nuestro predilecto y endiosado grupo. Porque en este devenir mundano de ruidos mercantiles, posmodernistas, y modas superfluas; el icono de mecano prevalece y perdura en nuestro mundo circundante, enraizado en el espíritu del fan, entre el tiempo y el espacio.

FIN.