sábado, 26 de julio de 2008

ESTUDIO ANALITICO SOBRE EL BARROCO

AUTORES:

MUNIR EDUARDO ELUTI CUETO.

PAUL MOLINA (DISEÑADOR GRAFICO)

ESTUDIO ENCARGADO POR EL SEÑOR EDUARDO ANABALON, PROFESOR DE ESTADO EN ARTES PLASTICAS, Y EXPERTO EN ESTETICA HISTORICA.


PERIODO HISTORICO

El período histórico del siglo XVIII en Europa meridional predominaba la iglesia católica, básicamente en roma con los mecenas: centrándose el arte en la ruptura de los ideales del mundo y la tradición (renacentistas) al reunir en un único y elevado impulso los valores humanos y divinos; exaltando la iglesia terrena, confundiéndola con la infinitud del mundo sobrenatural.
Es el barroco del mundo europeo, que es positivo y negativo al mismo tiempo. Grande, auténtico, y sincero pero también decadente, expresando vitalidad, la irracionalidad y grandiosidad.


CARACTERISITICAS GENERALES

La pintura: En Florencia se imita a los maestros del siglo XVI, en un intento de “Manierismo” extranjero a la región toscana. Después desarrollando pinturas de grandes contrastes y sombras muy densas y con naturalezas muertas.

Los pintores florentinos en la segunda mitad del siglo, son influidos por “Mareo Rosselli”, predominando el color en reflejos decorativos.

Después “Francisco Furini”, quien pinta desnudos femeninos y “Baltasar Branceschini”, (el volterrano) cierra la pintura toscana.

Quien influyó mucho ene esta época fue “Caravaggio”; de corte naturalista, manejando la luz con violencia en los cuerpos al mostrarlos por parte Máximo Stanzione que sigue a Caravaggio en postura naturalista, y su fruto mas maduro se dio en Bernardo Cavallino, quién expresó poesía y purísima elegancia formal, con luz lírica de figuras graciosas y suaves.

Después “Lucas Giordano” influencia notablemente, estudiando al el Greco, Purero, Velásquez, entre otros con fantasía y feliz espontaneidad expresiva. Rapidez del trazo y fusión de colores lumínicos, sujeto a un continuo frenesí vital.

Salvador rosa es realista, y Pablo popota es el iniciador de la naturaleza muerta en Nápoles. Con colorido exuberante y sensual. Un gran representante del “manierismo” fue “El greco”.

Escultura: Se influyó por el siglo XVI por el “manierismo”. Juan Lorenzo Bernini quién representó las influencias espirituales, profunda religiosidad contrarreformista; expresando sentimientos e imágenes clásicas, por una técnica prodigiosa con un preciso empeño en exactitud naturalista y también con un aire fantástico, que se torna forma con mármoles y estucos. También conjuga lo sobrenatural con lo descarnadamente emocional.

Alejandro Algardi vivificó lo clásico estudiando a los griegos y alejandrinos superando la frialdad de sus obras con luces, y Hércules Ferrata maneja el claroscuro en mármol.

Es escultura se tiende al “manierismo” de Juan Boullogne con efectos del más refinado y culto virtuosismo. Un dinamismo nervioso y explosivo.

La escultura se torna ecléctica. En Génova le falta relieve y se nutre del Pedro Puget quine se inspiró en Bernini. Pedro Puget abarca temas religiosos expresando la agitación de formas y grandiosidad decorativa.

En España se centra en la imaginería, un realismo febril y atormentado con tensión dramática brillante. También con mucha religiosidad contrarreformista, aplicada a los trabajos en madera.

En Castilla con Gregorio Hernández transforma el “manierismo” de Burreguete en impetuosidad barroca con carga dinámica, realista, y expresividad. En Italia Francisco Duquesnoy, inspirado en el arte clásico busca la estatuilla griega y romana, desarrollando su estilo con dulce y lírica sensibilidad.

La arquitectura del siglo XVI es influida por el “manierismo” por Carlos Maderno con efecto pictórico. También Juan Lorenzo Bernini como arquitecto es de tipo escénico de corte gráfico; mezclando fantasía y realidad e inagotable inventiva.

Francisco Borromino fue el más grande arquitecto barroco, afirmando lo irracional y lo fantástico, con un dramatismo que se torna en un dinamismo de tipo turbulento, tumultuoso e incontrolable tipo escénico, buscando la libertad espacial, con una tensión permanente con exuberante vitalidad y gran coherencia estilística superficiales curvas y honduras, perfiles quebrados, contrastes salientes o entrantes de luces y sombras.

Andrés Pozzi crea superponiendo a estructuras reales elementos pintados que dilatan infinitamente el espacio, con muchas figuras animadas de movimientos impetuosos, y la exaltación vital que es la base del barroco.

En Nápoles y Sicilia con gusto lombardo por la ornamentación exuberante y vistosa, de Domingo Fontana; que agrega estatuas y decoraciones dando coherencia y armonía.

Al sur de Nápoles en tierra de Otranto, se crea el “barroco de leche”, riquísimo y fantástico que cubre superficies con decoraciones, esto de influencias española; el mejor es José Zombalo.


PRINCIPALES REPRESENTATES Y SUS FORMAS.

En pintura: “Caravaggio”, David, “la virgen de los para frenos”.

J.L. Bertini: Apolo y Daphne. Baldaquín de la basílica de San Pedro. Timba de Urbano VIII.

Constanza Bonarelli. Éxtasis de Santa Teresa.

Borromi: Iglesia de Santa Inés. Oratorio de los filipinos, iglesia de San Carlos de la cuatro fuentes.

Pedro Cortona: La edad de plata, santa María de la Paz.

“El Volterrano”. La burla del párroco Arloho.

“Pablo Porpora”: Flores.

“Diego Velásquez”: El aguador, dos aldeanos las meninas.

BIBLIOGRAFÍA:

Enciclopedia: Arte/Rama Tomo III. Editorial Codex. S.A.: El arte del siglo XVII.

FIN