jueves, 27 de noviembre de 2014

INCONSCIENTE COLECTIVO


El inconsciente colectivo, sin que sea necesario recurrir a los genes, es simplemente el conjunto de prejuicios, de mitos, de actitudes colectivas de un grupo determinado.
Frantz Fanon


De tiempos inmemoriales, se han tenido registros de que la humanidad a lo largo del desarrollo de su cultura, ha realizado viajes a lo largo del mundo. Este hecho, es el producto de la herencia y evolución que han tenido las civilizaciones con el correr de los años. Es una realidad pero que siempre ha tenido representaciones e ideas, en la mente del ser humano, vale decir con sus respectivas imágenes simbólicas en el pensamiento, expresadas por medio del lenguaje. Y estas ideas hacían soñar a Cristóbal, que deliraba con conquistar el mundo. Porque en medio de sus estudios, que eran su fuente y pasión a los que dedicaba su vida, se nutrían sus sueños de navegante. Porque Cristóbal tenía ya sus propias divagaciones personales; que lo hacían soñar con encontrar un nuevo mundo, y así convertirse para la posteridad de la humanidad, en un héroe. Además en lo que serían sus futuros viajes marinos, Cristóbal pensaba encontrarse con dragones, serpientes, demonios, aves,  monstruos de leyendas nunca vistos, y por supuesto con enormes e imaginarias bestias de los mares, por lo que debía ir preparado para tales travesías. Claro que dichas ideas y sueños que tenía Cristóbal, no eran compartidos por las masas, sino que eran contenidos muy propios de él, íntimos e individuales. En los que radicaba su espíritu de creerse un futuro héroe, con un valor que tendría posteriormente; y que soñaba con ser universal; por ser sueños muy personales e idealistas. Porque la meta que tenía Cristóbal de ser héroe, en contraposición y contradicción a lo que le planteaban las masas, tenía por finalidad expresar su más profunda genuinidad, vale decir autenticidad y de esta forma demostrar que su imaginario legado, algún día servirá para la humanidad dando expresión a un aspecto del alma humana individual, hacia lo universal. Debido a que lo que planteaban las masas, era que los proyectos que exponía Cristóbal, sólo eran un legado de su imaginación, vale decir correspondientes a sus desbordadas fantasías propias del campo de los mitos, por consiguiente creados por el hombre. Claro que eran tantas las divagaciones y sueños de Cristóbal, que en más de una ocasión, las masas lo tildaban de trastornado, por creer que sus contenidos  abarcaban todos los tiempos y lugares del mundo, representados por símbolos desconocidos eran sólo producto de su desbordada imaginación, vale decir contenidos de la psique humana que están más allá de la razón. Y dichas materias trascendían todo lo conocido convencional y culturalmente por las masas, que tenían sus prejuicios arraigados fuertemente a la religión católica. Ya que las masas eran muy dogmáticas, en lo        que se refiere a sus planteamientos de religión; debido a que los sueños de Cristóbal tenían total relación con la naturaleza inexplorada por el hombre. De esta forma las masas sostenían que si Cristóbal hiciera realidad sus proyectos, sería como enviarlo por medio de un metafísico  viaje hacia la luz, o hacia su muerte; existiendo la posibilidad de encontrarse con lo desconocido porque no sabría con qué se encontraría al final de él. Si con monstruos de leyendas, hombres, riquezas, o si es que volvería de tan arriesgada, inviable e instintiva empresa. El planteamiento que tenían las masas, debido a su dogmatismo era objetivo e incuestionable; frente a las ideas  personales de Cristóbal, por ser estas de naturaleza personal y subjetivas, propias de un soñador, ya que ellas albergaban sus propios deseos personales, y de esta forma consideraban a Cristóbal como un quimerista irreflexivo. Y como todo soñador incorregible, Cristóbal anhelaba con cruzar el mundo, llegando al lejano oriente desde Europa navegando por el Atlántico rumbo al oeste, por exponerla a las masas sus teorías consistentes en el tamaño de la esfera mundial más pequeña de lo que realmente es; y creyendo estas especulativas exposiciones plantearía que existirían tierras más cercanas a Europa. Entonces Cristóbal fue el primer navegante en llegar al nuevo mundo, estableciendo el comercio y el nutriendo de alimentos que no tenían las masas, como tabaco, maíz, papas, cacao, pimiento, zapallo y poroto entre otros; logrando ser un héroe para las masas, y también uno universal para toda la humanidad.


FIN

No hay comentarios: